Menú

Fotografía de bolsillo: Capítulo 1

Exposición

Todos queremos fotos donde las partes claras que queremos tomar estén lo suficientemente oscuras como para captar el detalle y que las zonas oscuras estén lo suficientemente claras como para distinguir qué hay. Esto se logra -en principio- "exponiendo", es decir... configurando nuestro dispositivo para captar estas luces.

La exposición tiene tres variables: sensibilidad (ISO), velocidad de obturación y apertura de diafragma. Como ya comentamos en la introducción a esta serie de fotografía de bolsillo, vamos a tener el diafragma fijo por limitaciones de hardware, por lo que sólo controlaremos sensibilidad y velocidad.

 

Sobreexposición y subexposición

Antes de ver cómo podemos disparar con una exposición correcta, deberemos familiarizarnos con estos dos conceptos:

  • Subexposición: es la falta de luz en la fotografía, dejandola por partes o completamente oscura.
  • Sobreesposición: es la extrema claridad en la imagen, por parte o completa.

 

Sensibilidad ISO

Recuerdan la fotografía analógica? Que los rollos tenían un número (100, 200, 400, etc). Este número era la sensibilidad de la película ante la luz que ingresaba a la cámara. En la era digital, es el mismo concepto aplicado al sensor de las cámaras. Mientras más alto sea el número ISO, más va a reaccionar el sensor ante la luz, es decir, más claras saldrán las imágenes.

¡Perfecto! Aumentamos el ISO hasta que la foto quede bien... ¡no! Aumentar el ISO significa perder calidad en la imagen; perder contraste y capturar más ruido. ¿Entonces lo ponemos al mínimo siempre para tener una imagen de buena calidad? Tampoco... muchas veces nos veremos con la necesidad de aumentar el ISO. Todo se trata de equilibrio.

Para cambiar la sensibilidad de nuestro celular, deslizamos en la parte inferior de la aplicación el "dial" presente debajo del título "ISO".

 

 

Velocidad de obturación

Antes que algún purista se queje... ya lo sé, no hay obturador en los teléfonos. Pero el caso es el mismo, esta velocidad representa el tiempo que el sensor estará activado capturando luz. A mayor velocidad (menos tiempo), la foto quedará más subexpuesta. A menor velocidad, el tiempo que el sensor estará captando luz será mayor y el resultado tenderá a sobreexponerse.

Pero tampoco se puede aumentar la velocidad indefinidamente hasta lograr una exposición correcta; ya que la foto quedará movida.

Para cambiar la velocidad de nuestro celular, deslizamos en la parte inferior de la pantalla el "dial" presente debajo del título "Shutter Speed".

 

 

Entre el ISO y la velocidad tendremos que lograr una exposición correcta de nuestra fotografía.

 

Debajo dejo algunos ejemplos de la misma foto, cambiando los parámetros de la exposición. También agregué la temperatura de la luz (expresada en Kelvin). Luego hablaremos del tema.

www.000webhost.com